Una educación hacia lo desconocido

herbert spencerHace algunos días que me pasó por la cabeza una idea perturbadora:

Un niño que se inicie hoy en la escuela alcanzará la universidad alrededor del año 2030. Y se estará labrando una carrera profesional hacia el año 2040.

¿Alguien puede imaginar cómo será el mundo por aquel entonces?

¿Cómo podemos preparar a los jóvenes para un futuro tan incierto?

¿Aprenderán habilidades para adaptarse a los cambios o seguiremos centrados en enseñar la capital de Uruguay?

Nuestros sistemas educativos están anclados en unos esquemas creados hace siglos. Se han revisado y modificado  constantemente. Pero, en esencia, siguen siendo los mismos.

De hecho, no ha sido un mal sistema. De él han surgido generaciones de grandes artistas, humanistas, científicos e ingenieros que han hecho posible el mundo tal y como lo conocemos. Pero, sobretodo, han hecho posible que éste mismo mundo haya cambiado como jamás lo había hecho antes.

Del mismo modo, la espada fue una arma eficaz durante siglos. Gracias a ella se forjaron grandes guerreros que conquistaron continentes enteros. Pero la aparición del fusil obligó a cambiar, de repente, todas las estrategias para aquel que seguía pretendiendo ganar alguna batalla.

A menudo siento que los educadores nos aferramos a nuestra oxidada espada. Como guerreros ingenuos que pretenden enseñar tan noble arte ancestral a unos discípulos que ya han “conquistado” el mundo desde su smartphone.

La brecha que separa la escuela de la realidad es cada día mayor. Y es solo cuestión de tiempo que el sistema educativo, que tantos éxitos ha cosechado, quede totalmente obsoleto. Para evitarlo, deben plantearse nuevos sistemas de aprendizaje (que no enseñanza), nuevos temarios y nuevas habilidades para nuestros alumnos.

El mundo avanza hacia lo desconocido. Y aunque dé miedo, la educación debería avanzar en ese mismo sentido. Para ello debe forjarse, en primer lugar, una gran capacidad de adaptación. Si no sabemos con qué nos vamos a topar, debemos estar preparados para todo.

Nos adentramos en un mundo desconocido. Con unas reglas desconocidas. Como los personajes de aquella serie de los 60, La Dimensión Desconocida. O nos preparamos para ello o nos veremos atrapados en una telaraña.

Hoy es el momento de innovar. Mañana será tarde.

Bienvenidos a la educación que unos temen mientras que otros anhelan. Bienvenidos a la Educación Desconocida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s