¿Es hiperactivo? No, sólo es un niño.

Las etiquetas más peligrosas son las que se refieren a los trastornos en el aprendizaje.

...ETC

La psiquiatría y psicología se han empeñado en definir como trastornos todo aquel comportamiento que no encaje en lo plenamente normal. Pero, ¿qué es normal? Cada vez estoy más convencido que, según la medicina actual, si un individuo está sano es que no se ha buscado lo suficiente.

La normalidad se define por una línea imaginaria en la que, creo, nadie encaja. Pequeñas desviaciones sobre esa línea determinan las distintas personalidades que dan color a la sociedad: Un ligera desviación hacia la paranoia puede definir un carácter introvertido; Una ligera desviación hacia la depresión puede definir un simple pesimista; Una ligera desviación hacia la esquizofrenia, un imaginativo; Hacia la psicopatía, un ambicioso; etc.

¿Pero quien decide la magnitud de la desviación? ¿Cual es el límite entre un temperamento y un desorden psicológico?

En psiquiatría, al igual que en otras ramas de la medicina (como la cardiología, obsesionada con el colesterol)…

Ver la entrada original 181 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s