El profesor, experto en marketing.

Si hay expertos en despertar los deseos en los jóvenes son los responsables de marketing de grandes empresas. Consiguen sintonizar con su subconsciente para motivarles a comprar algo que jamás habían deseado ni necesitado.

Existen formas más eficaces para llegar a ellos.

Existen formas más eficaces para llegar a ellos.

Pero… ¿Por qué esta herramienta tan potente está solo reservada a la moda y al consumismo? ¿Por qué no existe en la enseñanza expertos que logren despertar el deseo y la motivación para aprender y para progresar? Expertos que conozcan profundamente el cerebro los chicos, su neuroquímica, que sepan cómo plantear un tema para despertar interés, cómo organizar una clase para que sea amena, en definitiva, que los niños y jóvenes tengan ansias por ir a la escuela. O como propone Richard Gerver:

Una pregunta que he formulado a menudo a colegas de la educación es: “¿Por qué la escuela no es tan fascinante como Disney World?”. Sigo oyendo las risas que me devuelven, pero ¿por qué no lo es? ¿Por qué en una fría mañana de febrero, si mi hijo se levanta con la garganta inflamada, se pone a toser, balbucea y actúa como si necesitara los últimos sacramentos, en lugar de estar deseando ir a la escuela, mientras que si se despertara en esa misma mañana de febrero cn el mismo dolor de garganta en Disney World, ni los ratones de Cenicienta convertidos en caballos podrían mantenerle apartado de una jornada en el Reino Mágico? ¿Por qué no puede la escuela parecerse más al Reino Mágico? (Richar Gerver, “Crear hoy la escuela de mañana”)

Si en la era digital, todo el conocimiento humano se encuentra en Internet, ¿qué papel pasan a tener los profesores? ¿Seguir explicando lo que se lleva explicando desde hace más de 100 años y que los alumnos pueden encontrar, ya no en sus pesado libros de texto sino, en su afable y ligero smartphone? Información que puede adquirir en cuestión de segundos cuando la necesiten. ¿Ése es el papel del profesor? No, ése ERA el papel del profesor. Pero en la actualidad, dicho papel debe reescribirse de arriba a abajo.

El papel del profesor debe ser, ya hoy mismo, el que desempeñan los expertos en marketing. Debe ser un líder dentro del aula capaz de movilizar y motivar a sus alumnos, conectar con su inconsciente para despertarle sus más profundos deseos por aprender. Hacerle sentir que si no aprender y no progresa no va a estar en la onda.

¿Por qué no ponemos, entre todos, de moda la palabra APRENDER?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s